Aceite de Magnesio 140 ml

Aceite de Magnesio 140 ml
Precio: €12.99

El “aceite de magnesio” es una solución de cloruro de magnesio y agua concentrada. Se denomina "aceite" porque cuando se aplica frotándose sobre la piel, produce una sensación suave y untuosa (grasa) en la piel.

El producto “aceite de magnesio" se extrae de depósitos bajo tierra en Holanda, a 1500 metros de profundidad. El producto posee gran pureza y concentración y no está contaminado por la industria actual.

Entrega

El servicio de entrega es gratuito y demora entre 4 y 7 días hábiles.

El aceite de magnesio se usa para:

Fatiga crónica, sistema inmune debilitado, debilidad en los músculos, cálculo renal, osteoporosis, caries dentales, presión sanguínea alta, arterioesclerosis, colesterol alto, incremento en el ritmo cardíaco, luego de ingesta de alcohol, falta de concentración, apatía, depresión, nerviosismo, memoria débil, diabetes, neuropatía diabética, calambres musculares, enfermedad de parkinson, psoriasis, dolores crónicos.

Los beneficios del aceite de magnesio

Restablece los niveles normales de magnesio en el organismo.

Incrementa la capacidad de trabajo físico y mental, el ritmo cardíaco normal.

Incrementa el sistema inmune, protege al sistema nervioso de estrés, y mejora el sueño

Instrucciones de uso

  • Aplique frotándolo sobre la piel
    Aplique suavemente el “aceite de magnesio” frotándolo sobre la zona afectada.
    Mezcle la solución de 50% de “Magnesio de Aceite” con un 50% de agua para piel sensible.
    Para obtener un mejor resultado, déjelo secar al aire libre.
    No necesita volver a lavarlo o enjuagarlo. Sin embargo, si experimenta un residuo “pegajoso", enjuague la zona y séquela con una toalla.
    Utilícelo una o dos veces al día en cantidades de 5 ml. (1 o 2 cucharadas).
    Se recomienda aplicarlo a la noche, antes de acostarse, ya que mejora el sueño. Las zonas del cuerpo apropiadas para su aplicación son las piernas, manos y la zona del estómago y la espalda.
  • Ingesta interna
    Disolver 1 ml. (contiene 100 mg. De magnesio) de “aceite de magnesio” en una taza de agua, té o jugo una vez al día, después de las comidas.
  • Para bañeras
    Agregue 140 ml de “aceite de magnesio” al agua de baño caliente (37°C) y sumérjase durante 20 minutos.
  • Para duchas
    Vierta 35 ml de Aceite de Magnesio en un recipiente lo suficientemente grande para sumergir ambos pies. Solo agregue suficiente agua caliente (37°C) para cubrir las puntas de los pies. Sumerja sus pies entre 15 y 20 minutos. Luego de sumergirlos, enjuáguelos con agua, si así lo desea, o séquelos con una toalla.
    Tire el líquido una vez utilizado.

Contraindicación

Evite el contacto con los ojos, quite los lentes de contacto.

Las personas que padecen enfermedades renales, presión sanguínea baja y miastenia grave no deben usar este producto.

Mantenerlo fuera del alcance de los niños.

Contenido

Cloruro de magnesio de alta calidad extraído de depósitos de bajo tierra en Holanda y agua purificada.

Magnesio en frasco (botella): 15 grs.

Dosis diaria mínima

Hombre adulto: 420 mg.

Mujer adulta: 320 mg.

Niños entre 9 y 13 años: 240 mg.

Niños entre 4 y 8 años: 130 mg.

La necesidad de magnesio se incrementa con el estrés y ejercicio físico agotador.

Contenido en 100 gramos de alimento:

Semillas de zapallo (horneadas)   
500 mg.
Salvado integral 450 mg.
Almendras 250 mg.
Sandía 220 mg.
Semilla de damasco 200 mg.
Soja 200 mg.
Semillas de sésamo 200 mg.
Maní (horneado) 180 mg.
Avellana 170 mg.
Nueces 150 mg.
Bananas 29 mg.
Papas (horneadas) 25 mg.
Pan blanco 20 mg.

Persona y magnesio

El magnesio es un elemento que aparece en cualquier lugar en la naturaleza. El cuerpo humano contiene un promedio de alrededor de 28 gramos de magnesio. Se puede encontrar en todas las células del organismo y juega un rol esencial en una docena de procesos importantes. Lamentablemente, nuestro organismo libera demasiado magnesio, razón por lo cual del 20 al 50 % de las personas en países desarrollados padece deficiencia de magnesio.

Se puede reconocer la deficiencia de magnesio a través de varios síntomas. Los síntomas iniciales son, por lo general, dolor en las piernas, calambres musculares o apatía. Ignorar dichos síntomas puede conducir a un estado más grave: la deficiencia de magnesio se la relaciona con frecuencia a la depresión  pero, también, con enfermedades cardíacas y reumáticas.

La mejor forma de tratar la deficiencia de magnesio es a través de la aplicación de solución de agua de cloruro de magnesio a la piel.

La solución de agua de cloruro de magnesio penetra a través de la piel e ingresa a todo el cuerpo. Hace mucho tiempo que se conoce el efecto curativo de los baños en el Mar Muerto, que se debe principalmente a una alta concentración de magnesio en sus aguas.


Precio: €12.99     

Cesta de la Compra

Su pedido está VACIO.

Ingresar






Pago con PayPal

 

Aceptamos
pagos de PAYPAL